Usted está aquí

La Plataforma de Educación Social Martí – Codolar es una entidad privada sin ánimo de lucro que promueve varios proyectos educativos y de prevención para niños, adolescentes y jóvenes de las familias más necesitadas de los barrios de la Clota, del Carmel, de la Taixonera, de la Vall d’Hebron y de Horta, preferentemente. Asador de Aranda es una de las empresas que colaboran, como voluntarios, para ofrecer una salida profesional a estos chicos. Hablamos con Cristina Pérez (CP), Técnica de Inserción y Prospección de empresas en la fundación, y Jenaro Rodríguez (JR), Director de Operaciones de Asador de Aranda.

¿Cuándo y cómo fue que Asador de Aranda se decidió a colaborar solidariamente con la Plataforma Educativa?

JR - De casualidad. Un camarero comentó que los Salesianos tenían un módulo de hostelería y que necesitaban hacer prácticas. Nos pusimos en contacto con ellos. En cuanto nos reunimos con ellos y vimos lo que la Plataforma Educativa Martí Codolar hace, nos dimos cuenta de que tenía un significado especial. Vimos las instalaciones y los bloques que tienen dedicados a esos niños, que se encuentran en riesgo de exclusión social, y pensamos que teníamos que ayudar mediante la formación profesional.

Cuando hablamos de los chicos/as de la plataforma y del “riesgo de exclusión social” ¿a qué nos referimos exactamente Cristina?

CP - La casuística es muy distinta en cada uno de ellos/as. En general, son jóvenes que dejaron de estudiar en un momento dado de su vida porque no tenían motivación. La mayoría proceden de familias necesitadas de la zona. En Martí Codolar, les ofrecemos la oportunidad de formarse en una profesión con mucho futuro.

Cristina ¿En qué consisten las acciones de sensibilización que Asador de Aranda ofrece a los chicos/as de Martí Codolar?

CP – Asador de Aranda nos ha dado la oportunidad de realizar una formación a medida, además de prácticas formativas en los diferentes restaurantes de la cadena. Tanto Jenaro, como su Chef Ejecutivo, como parte de La Propiedad, Martiniano y Laura Palomero, han venido a conocer nuestro centro y a los jóvenes en formación, y a ofrecer Máster Class y charlas de motivación acerca del sector a los chicos y chicas. También nos han abierto las puertas del Asador de Aranda Tibidabo para realizar visitas históricas muy productivas.

¿Qué significan las prácticas en Asador de Aranda para el futuro profesional de estos chicos?

CP - Las acciones formativas son el broche de oro de cualquier formación. Éstas completan la teoría que les ofrecemos en el centro. Les ayudan a poner en práctica aquello que han visto sobre papel y con ello toman consciencia de la realidad. Yo siempre les digo que es un honor poder realizar las prácticas en una empresa de tanto prestigio y que no dejen de ponerlo en su currículum. Por otro lado, ellos valoran mucho el aprendizaje y la ayuda que les presta todo el equipo profesional de Asador de Aranda. Sabemos que para ellos es un trabajo extra, porque tienen que enseñarles. Son jóvenes sin experiencia profesional y con muchas competencias técnicas que mejorar. Aun así, estos profesionales siempre están dispuestos a dedicarles el tiempo necesario para que completen su formación. Y si demuestran buenas actitudes y aptitudes, Asador de Aranda los contrata y les sigue formando.

¿Qué supone para Asador de Aranda ofrecer esta colaboración, Jenaro?

JR – Un gran honor. Poder enseñar un oficio tan bonito como la hostelería y dar la oportunidad a estos chicos de que puedan crecer profesionalmente es para nosotros un orgullo.

¿Cómo suele ser la respuesta directa de los chicos y chicas que hacen con vosotros las prácticas?

JR - Muy buena. Vienen con ilusión y ganas de aprender. Al principio siempre quieren quedarse un poco más. Son nuestros chef’s y los encargados los que tienen que decirles “mañana otro ratito”. Y al día siguiente vuelven y te dicen “Jenaro, mira como de rápido corto con el cuchillo en Bruonoise”. ¡Practican en casa las técnicas que aprenden!

¿Algún futuro proyecto de la entidad del que podamos hablar?

CP - Estamos trabajando para poder abrir en marzo un Restaurante Social con la idea de completar la formación en Hotelería de los jóvenes que hayan estudiado en Martí - Codolar. Asimismo, realizar contrataciones a aquellos que demuestren buenas aptitudes y actitudes. La idea del Restaurante es empoderar a los chicos y chicas en el sector de la Hotelería y que estén mejor preparados antes de pasar a la empresa ordinaria.

DESTACADO

Cualquier empresa interesada en participar en los proyectos de la Plataforma de Educación Martí – Codolar será bienvenida. Trabajan con diferentes sectores, ya que también realizan búsqueda de empleo para personas con especiales dificultades de inserción, a través del Programa Incorpora de la Obra Social. Los sectores más demandados son Hotelería, Restauración, Electricidad y Domótica, coincidiendo con la formación activa y continua que ofrecemos a los jóvenes.

Aquellas empresas que quieran participar de forma activa en los proyectos pueden hacerlo llamando a la entidad a través del teléfono 93 407 23 30 y preguntando por Cristina Pérez, Técnica de Inserción y Prospección de empresas.