Usted está aquí

El pasado viernes 20 de abril se presentaba en el Asador de Aranda de calle Londres 94 “Diálogos transliterarios del mundo”, el 4º volumen de Nanorelatos Mágicos, una iniciativa puesta en marcha en 2014 por Asador de Aranda, con la inestimable dirección y coordinación de Eva Requena, con la intención de poder compartir con sus clientes la fiesta del libro además de su gastronomía. De esta manera, a partir de las 20h, se fueron sucediendo los autores ante el micrófono para leer sus creaciones delante del público congregado. Pero no sólo los autores, también personas que estaban allí presentes y que, después de ojear las páginas del libro, encontraban un relato que les había dicho algo especial y lo querían compartir.

Pero… ¿qué es Nanorelatos Mágicos?

Historias mágicas de pequeño formato que, debido a nuestro amor por la literatura, queremos compartir con todos nuestros comensales. Creaciones de expresión literaria con total libertad creados por más de una veintena de autores que ha plasmado en sus páginas desde prosa a poesía, a caligramas o greguerías. Si el formato es libre también lo es el idioma. Castellano, catalán, castellano, francés, inglés y árabe conviven, por ejemplo, en esta pasada edición y que ha llegado a ser más internacional que nunca ya que han participado clientes de Asador de Aranda desde Nueva York a Ramallah.

«Nos gustaría llegar a un libro de Nanorelatos en cualquier idioma de nuestro planeta y que estas creaciones pudieran interactuar sin problema -declara Eva-. Este año los relatos ya tienen vida propia, de ahí que este cuarto volumen se titule “Diálogos transliterarios del mundo”».

Si quieres participar en la siguiente edición, sigue de cerca nuestras redes en Facebook

https://www.facebook.com/asadordearandaoficial/

https://www.facebook.com/nanorelatosmagicos/

Y en la web especial de Nanorelatos Mágicos

https://nanorelatosmagicos.com/

En palabras de Eva Requena “lo que más cuesta es vencer la reticencia a ser leído de quien escribe”. Acabemos con esa reticencia y disfrutemos juntos de la literatura maridado con un buen plato y un buen vino.